¿Cómo distinguir los bombines anti-bumping?

¿Cómo distinguir los bombines anti-bumping?

Por muchos años, los profesionales de la cerrajería han utilizado varios métodos y herramientas para abrir cerraduras con fines legales. Una de estas técnicas se llama «bumping» y se ha convertido en una amenaza de seguridad para los bombines tradicionales.

El bumping es una técnica que utiliza llaves cortadas especialmente para derrotar a las cerraduras convencionales de pines. Afortunadamente existen bombines alternativos que permitirán hacer a tu cerradura resistente a este tipo de ataques.

¿Qué es exactamente el “bumping”?

El bumping utiliza los principios básicos de la física, y la estructura de los bombines basados en pines tradicionales, para permitir el giro de llave. Esto requiere de una llave cortada en un patrón especial, llamada bump-key, llave de bumping o llave de percusión.

Este último nombre nos revela en parte el procedimiento para ejecutar el bumping. Una vez insertada la llave, se utiliza un objeto pesado para golpearla desde atrás. La energía transferida en el impacto, junto con el perfil especial de llave, provoca que los pines se retraigan por un instante.

Si se hace la presión de giro necesaria, cada pin se alineará justo por su línea de corte. El procedimiento se puede repetir unas pocas veces hasta lograr girar el bombín y abrir la cerradura.

¿Por qué es tan peligroso el “bumping” de cerraduras?

El origen del bumping de cerraduras, tal como indicamos al principio, está en el propio trabajo de los cerrajeros. Esta es una técnica para la apertura autorizada de cerraduras, siempre que se realice con la autorización del propietario.

Desde hace más de una década empezó a proliferar la venta en línea de llaves para hacer bumping. Esto llevó a que se convirtiera en una de las técnicas de ataque a las cerraduras más usadas por los ladrones, al no requerirse ninguna autorización para su uso.

El bumping es peligroso porque no se requiere gran entrenamiento para intentarla, y las herramientas necesarias están ampliamente disponibles.

El bumping puede ser indetectable, si se hace bien.

El bumping puede ser indetectable, si se hace bien.

Aunque existen técnicas más complejas y avanzadas, el bumping siempre es una opción que puede practicarse rápidamente y sin dejar marcas visibles en la cerradura. Por esto es muy difícil determinar si la apertura se realizó usando bumping o con la llave correcta.

Cuando funciona, el bumping es casi tan bueno como tener una llave.  Las aseguradoras, conscientes de los riesgos, suelen instar a sus clientes a sustituir los bombines de las cerraduras de las puertas externas.

Como requisito las aseguradoras suelen establecer que los bombines de todas las puertas exteriores posean resistencia al bumping. Los bombines anti-bumping son un segmento en constante crecimiento.

Estrategias para protegerse del bumping de cerraduras

¿Pueden los propietarios de viviendas luchar contra esto? En primer lugar, tanto la cerradura como la puerta pueden hacerse menos vulnerables al bumping, dependiendo del modelo de bombín o cilindro de la cerradura y de los accesorios que se le han añadido.

En el mercado hay una gran cantidad de cilindros de calidad que ofrecen una mayor o menor resistencia a esta técnica. Otros mecanismos de cierre, como los cerrojos tradicionales o las cerraduras electrónicas que no usan llave y que no se ven afectadas.

Bombines anti-bumping y resistentes al bumping

Antes de hablar de bombines anti-bumping debemos tener en cuenta que, al requerir una llave, toda cerradura sin llave es inherentemente inmune a estos ataques.

De esta forma las cerraduras de tiempo, las cerraduras de combinación y las cerraduras electrónicas pueden usarse sin ningún riesgo de que sufran bumping.

Algunas cerraduras con llave, como aquellas que usan discos giratorios en lugar de pines, son totalmente invulnerables al bumping. Esto se debe a que no poseen pines con resorte que puedan retraerse golpeándolos con una llave de percusión.

Por otra parte, algunas cerraduras electrónicas e inteligentes usan llaves tradicionales como un método de acceso opcional. Esto provoca que la cerradura sea susceptible al bumping y a otros ataques que usen la llave.

Cómo reconocer cerraduras y bombines anti-bumping

Cómo reconocer cerraduras y bombines anti-bumping

Los fabricantes que producen cilindros anti-bumping suelen promocionar esta característica de forma visible. También debes tener presente que una cerradura con aspecto tradicional puede hacerse resistente al bumping realizando cambios sutiles en el mecanismo de los pines.

Así que el aspecto externo de una cerradura dice muy poco de su resistencia al bumping. Sin embargo, hay señales de que la cerradura es resistente a esta técnica.

Así se reconoce un bombín anti-bumping

  • El perfil de la llave es importante. Existen cerraduras que poseen llaves que hacen impracticable la construcción de una llave para realizar el bumping. Pide información adicional a tu cerrajero de confianza.
  • Todos los sistemas sin llave son inmunes. Las cerraduras electrónicas (que no posean llave) y las cerraduras de combinación no abren con esta técnica.
  • Los sistemas con elementos interactivos son resistentes. Las llaves que poseen un botón que activa un elemento interactivo dentro de la cerradura, no se abrirán con una llave de bumping.
  • Los sistemas con limitación de copias son una buena señal. El uso de llaves patentadas, que requieren autorización especial para la duplicación, es una buena indicación de resistencia anti-bumping.
  • Los cerrojos de seguridad son una gran opción. Actualmente existen cerrojos de seguridad que ofrecen una gran protección anti-bumping a bajo costo.

¿Puedo hacer a mi cerradura actual más resistente al bumping?

Una solicitud común entre los propietarios es la instalación de accesorios para reforzar la seguridad de sus cerraduras actuales. Argumentan que es una forma de ahorrarse la sustitución completa de una cerradura costosa que sea perfectamente funcional.

Los accesorios más populares son los escudos. Los escudos acorazados y los escudos protectores para cerradura ocultan la cerradura exterior evitando su manipulación no autorizada. Esto no solo las hace más resistentes al bumping sino también a los ataques con ganzúa y a la extracción.

Los escudos añaden protección física a la cerradura, y adicionalmente son un elemento de disuasión. La presencia visible de un escudo puede desanimar al ladrón de intentar entrar en tu hogar.

Algunos profesionales de la cerrajería pueden realizar modificaciones en sus cerraduras tradicionales para hacerlas resistentes a este tipo de manipulación. Esto incluye la sustitución de los pines normales por pines de seguridad y de los resortes estándares por opciones con mayor tensión.

El mejor consejo que te puede dar un cerrajero, es que instales cilindros y bombines con garantía anti-bumping por el fabricante. Este tipo de cilindro no es 100% infalible, pero garantiza que una apertura por esta técnica va a ser más difícil para el ladrón.