¿Cómo evitar el bumping?

¿Cómo evitar el bumping?

Una de las técnicas de apertura más conocidas en la actualidad, empleada para robos y fines ilícitos es el bumping. Hoy en día los ladrones hacen uso de técnicas que les faciliten la entrada a una vivienda, de la manera más rápida.

Así como este método existen muchos más, que se aplican dependiendo de la combinación de dispositivos de seguridad que haya. Ya sea mediante ganzuado, impresioning o el método de la radiografía, los ladrones tienen la misma intención, que es adentrarse a una propiedad.

La decisión más razonable que podemos tomar como propietarios, es dar la máxima protección a la cerradura de nuestra puerta principal, un canal de entrada comúnmente atacado por los ladrones para cometer robos.

¿Qué es el bumping?

Hace más de una década, la técnica del bumping se convirtió en el método favorito de los malhechores, para llevar a cabo la apertura de puertas principales. Pero ¿Cuál es la razón de que este método se hiciera conocido entre los ladrones?

Esto se debe a que sólo se necesita una llave modificada y un objeto que la golpee. La llave se introduce en la cerradura, y luego se golpea suavemente con algún tipo de herramienta resistente. La fuerza aplicada termina haciendo ceder los pitones del bombín.

Es una técnica muy simple, además de silenciosa y rápida, que es justo lo que necesita un ladrón para abrir la puerta e ingresar a la propiedad privada.

Este procedimiento solía ser aplicado por parte de cerrajeros profesionales; pero en cuanto el bumping fue conocido por ser un método fácil y veloz, los malhechores se preocuparon por aprender el bumping, convirtiéndolo así en una técnica de robo.

Para un ladrón profesional, abrir una cerradura aplicando este método le toma cerca de 30 segundos, pero esto ocurre considerando que el propietario no cuente con ningún mecanismo de protección.

¿Qué hay que saber del bumping?

¿Qué hay que saber del bumping?

El bumping en teoría suena bastante fácil de realizar. Pero la verdad es que, si los conocimientos del ladrón en técnicas de robo son nulos, existe una gran posibilidad que haga más ruido del necesario y el propietario note su presencia.

Se han realizado diversos estudios que confirman que casi el 90% de las puertas tienden a ceder debido a este método.

Para inicios de los 2000 el bumping fue un tema de conversación recurrente entre los propietarios y cerrajeros, ya que existe un mercado que comercializa llaves de percusión para efectuar la técnica del bumping.

La mala noticia es que aún no se impide la venta y distribución de estas llaves, y por esto es que debes estar pendiente de los sistemas de seguridad actuales, de modo que los instales en tu hogar, y disfrutes de la mayor seguridad.

Niveles de bumping por dificultad de apertura

Primer nivel de bumping

En este primer nivel los malhechores tendrán todas las posibilidades de comprar, ya sea en una tienda física o vía web, la llave modificada para intentar abrir la puerta.

Con esta llave no hace falta fuerza bruta, excepto introducirla por el agujero de la cerradura y golpear la misma con cualquier objeto resistente (generalmente un martillo), para que los pitones cedan y el bombín de la cerradura gire.

Segundo nivel de bumping

Esto significa que se incrementa la dificultad en la apertura, por lo que el ladrón ve necesario fabricar su propia llave modificada. Para la adaptación de esta llave, el ladrón requiere tener ciertos conocimientos de cerrajería.

Dicho de otra forma, el malhechor debe saber cómo utilizar los equipos para crear la llave desde cero. Una vez lista la llave, este individuo se encuentra más que preparado para efectuar la técnica del bumping.

Tercer nivel de bumping

Para este nivel, los fabricantes de cerraduras han estudiado todas las posibilidades de configurar los pitones, de forma que estos mecanismos de cierre sean difíciles de forzar a través de este método.

Esto implica que los pines del bombín no podrán adaptarse a la llave modificada por lo que, a la hora del golpe, con suerte se moverán algunos pitones, pero otros no perderán su posición. Por lo tanto, estamos ante la presencia de un bombín con seguridad de media a alta.

Cuarto nivel de bumping

En este caso las cerraduras y bombines cuentan con todas las trabas que evitan la aplicación del método bumping. Ningún ladrón con su llave modificada logrará quebrar los pistones.

Este nivel es conocido también como nivel anti-bumping total, ya que no importa cuántas veces o con qué cantidad de fuerza se golpee la llave. El ladrón simplemente no logrará la apertura de la cerradura.

¿Merece la pena cambiar la cerradura?

¿Merece la pena cambiar la cerradura?

Definitivamente vale la pena cambiar la cerradura, especialmente si la que tienes instalada es un dispositivo obsoleto. Las cerraduras se actualizan cada cierto tiempo y al mismo ritmo que las técnicas de robo, así que más vale que seas precavido.

Un error común es afirmar que al no haber nada de valor dentro de la vivienda, no hay de qué preocuparse. Pero en muchas ocasiones, ni siquiera los ladrones tienen conocimiento de los bienes que hay en el interior.

La intención de instalar dispositivos de seguridad nuevos, mejores y más seguros es que los ladrones no te hagan pasar un mal rato. Recuerda que tu bienestar es más importante que cualquier bien material. No escatimes en gastos a la hora de invertir en la protección de tu hogar.

Características de una cerradura anti-bumping

Son muchas las características que se pueden estudiar en una cerradura anti-bumping. Por ello re nombramos algunos de sus rasgos más importantes:

  • Las cerraduras anti-bumping suelen incluir certificados que avalan su resistencia y calidad.
  • Se encuentran fabricadas en materiales sólidos, como es el caso del acero, lo que garantiza la máxima durabilidad en cerraduras.
  • Disponen de mecanismos con protección anti-ganzúa, lo que convierte a estas cerraduras en dispositivos multi-funcionales.
  • En su interior incluyen sistemas que dificultan la extracción y manipulación del bombín, así como en otros componentes de la cerradura.

Es recomendable acompañar a la cerradura de un escudo protector, el cual asegurará el completo resguardo de tu propiedad, en caso de que los malhechores deseen manipular la cerradura a conveniencia.

En el mercado de la cerrajería existe una buena cantidad de dispositivos que te dan la certeza que nadie pasará por esa puerta, o al menos no de manera sencilla. Así que, si tienes la oportunidad, pide a un cerrajero que los instale.