¿Qué son los escudos para cerraduras?

¿Qué son los escudos para cerraduras?

¿El bombín de tu cerradura se encuentra al descubierto? Todos los propietarios tienden a pensar que con el simple bombín de una cerradura es suficiente para que una vivienda esté completamente segura, pero no es así.

Para aclarar dudas, el bombín es aquél dispositivo que se conecta con toda la parte interna de la cerradura de cualquier puerta, asegurando de esta forma su correcto cierre. Dicho bombín incluye diferentes pistones que, dependiendo de la cantidad y material, son más o menos resistentes.

En la actualidad, un intento de robo o invasión a la privacidad son eventos bastante comunes. La buena noticia, es que en el mercado de la cerrajería se comercializan numerosos dispositivos de seguridad, que es mejor instalar antes de que ocurra cualquier episodio de robo.

Existe un sinfín de métodos que permiten lograr la protección parcial o total de tu vivienda, entre los cuales se encuentran los escudos protectores de cerraduras. Pero ¿qué son exactamente estos dispositivos?

¿Qué son los escudos?

El mecanismo de una cerradura común, opera en función de que el protector de la misma es el propio bombín. La cerradura se desbloquea cuando la llave calza perfectamente entre cada uno de los pistones del bombín.

Lo que hace el escudo es resguardar al bombín para que, en cualquier intento de forzar la cerradura, a los ladrones les resulte muchísimo más complicado y tardío efectuar esta operación.

A simple vista parece una herramienta que ayuda a embellecer la cerradura, pero consta de diversos elementos y características que son indispensables en el momento de que un malhechor desee pasarse de listo.

Comparativa de escudos protectores

Comparativa de escudos protectores

Se piensa que los escudos simplemente sirven como un extra para el atractivo visual de la puerta, pero hacen mucho más que eso.

Por su parte, los bombines tienen un mecanismo interno de seguridad, que en ocasiones no es tan resistente como debería y, debido a su carencia de espacio, no se les pueden colocar protectores de acero o elementos similares.

Al no podérseles instalar protectores internos, es mucho más fácil forzar los bombines hasta que los pistones se rompan y desbloqueen la cerradura.

El escudo protector al poseer una coraza tan resistente, impide que el bombín sea manejado a conveniencia y ceda a causa de los métodos que quieran aplicar los maleantes, como por ejemplo la extracción, rotura por torsión o taladramientos.

Tipos de escudos para cerraduras

Siempre debes estar al tanto de las actualizaciones que se hagan cada cierto tiempo en los dispositivos de seguridad, ya que estarás consciente de que existen mecanismos que te ayudarán en mayor o menor medida dependiendo de tus necesidades y presupuesto.

Investiga cada vez que decidas comprar cualquier tipo de dispositivos de seguridad, de manera que estos se amolden a tus requerimientos como usuario y propietario de inmuebles.

Escudos abiertos

Estos escudos se crearon con la finalidad de combatir contra determinados métodos de robo, como la aplicación de mordazas a presión. No son mecanismos especialmente seguros ni resistentes, y por lo tanto no protegen la cerradura.

Con este tipo de escudo se puede visualizar aún el bombín, lo cual puede parecer preocupante. Es un escudo que entró en obsolescencia hace muchos años, y que se instalaba con mayor frecuencia en las décadas de los 80 y 90.

Escudos cerrados

Muchas propiedades que poseen una cerradura tradicional están equipadas con éste tipo de escudo. Se piensa que estos escudos, al aparentar ser más seguros en el exterior, son igual de seguros en la parte interna, afirmación que no es del todo cierta.

A pesar de que los escudos cerrados son más resistentes que los de tipo abierto, tienen fácil apertura cuando los ladrones utilizan mordazas y demás técnicas para la extracción del bombín.

Con todas estas acciones se hace sencillo el paso al interior de la vivienda. Además, los tornillos que fijan estos escudos suelen ser de mala calidad y, por ende, se deterioran rápidamente.

Escudos magnéticos

La diferencia entre estos escudos y los dos tipos anteriores, es que los últimos son resistentes a métodos de robo por mordaza, que tienen como función extraer o romper los tornillos del interior. Los tornillos de los escudos magnéticos soportan gran cantidad de presión gracias a su diseño.

Este tipo de escudo suele estar elaborado con los mejores materiales para que su resistencia sea mucho mayor, además de que el bombín queda totalmente cubierto, ayudando a que sea imposible introducir algún objeto que facilite romper los pistones.

Por último, para aumentar la eficacia de estos dispositivos, algunos poseen hasta ocho tornillos especiales, responsables de que cualquier intento de robo o irrupción en la propiedad privada sea cada vez más difícil.

Escudos acorazados

Se distinguen de los escudos anteriores ya que éstos incluyen en su interior tornillos de acero, los cuales son prácticamente imposibles de quebrar. Además, son inmunes a los métodos de robo por mordaza, independientemente de la técnica que se aplique.

Disponen de un mayor número de tornillos, lo que aporta la mayor resistencia, impidiendo de esta forma la manipulación del bombín o cerradura.

Escudos acorazados con detección anticipada

El diseño de este escudo es similar al del acorazado simple, con la particularidad que produce un sonido de casi 100 decibeles. Este sonido resulta insoportable para cualquier ladrón, por lo que estos no harán otra cosa sino darse a la fuga.

Este dispositivo, como los que se mencionaron antes, son elementos muy útiles a la hora de incorporar mayor seguridad en tu vivienda.

Ventajas de instalar un escudo

Ventajas de instalar un escudo

La mayor ventaja vas a disfrutar de los escudos para cerraduras, es que contarás con la mayor seguridad dentro de la vivienda, palpable para ti y tus familiares. Son mecanismos complejos de quebrantar por parte de los malhechores.

Decimos esto pues, los ladrones no tendrán idea de que la entrada tendrá estos niveles de protección. Los malhechores son humanos, y esta limitación incide en que tengan temor constante de ser descubiertos.

Los ladrones, al demorarse tanto para abrir la puerta a causa de la presencia del escudo, acabarán por desistir de la idea y retirarse.

Otra ventaja de los escudos, es que siempre vas a poder velar por tu bienestar y el de tu familia. Así que, aunque tengas instalada una cerradura resistente y segura, nunca sobra algo de ayuda extra, que es la que aporta el escudo.

¿Cómo instalar un escudo?

Para la instalación tienes dos opciones: analizar si tienes conocimientos necesarios de cerrajería y las herramientas necesarias para llevar a cabo ésta labor o, si te hace falta la atención especializada de cerrajeros expertos, los cuales no cobran demasiado por estos servicios.

Todo depende de tu presupuesto y experiencia en el mundo de la cerrajería. De hacerlo por ti mismo, procura seguir los siguientes pasos:

  • Desinstala el bombín y extráelo de la cerradura con ayuda de una llave.
  • Perfora un agujero en la cerradura más grande, que tenga el mismo tamaño que el escudo de seguridad.
  • Por último, coloca el bombín e introduce las bolas de acero dentro del escudo, para luego encajarlo en el agujero realizado con anterioridad.