Tipos de Bisagras y cómo se instalan

Tipos de Bisagras y cómo se instalan

A pesar de que las cerraduras y puertas son los elementos de seguridad que mantienen cerrados los canales de entrada de vivienda, oficinas y negocios, hay un componente que no debe fallar al momento de sostener las puertas.

Las bisagras son herrajes compuestos por dos piezas unidas a través de un mecanismo o eje, las cuales se instalan atornilladas a la puerta y el marco, además que ambas piezas deben girar una respecto a la otra.

Cada componente de la bisagra no debe actuar por separado, y a pesar que estos elementos se coloquen de forma específica sobre puertas y tapas, también se les puede dar otra clase de propósitos.

También conocidos como goznes, estos mecanismos se consiguen en diversas variedades, como las elaboradas en plástico, y las fabricadas en metales como bronce, latón, acero o aluminio. Entre los tipos de bisagras más comunes se tienen dos tipos principales: según el material y según su forma.

Tipos de bisagras según el material donde se instalan

Estos dispositivos, según su diseño y modo de instalación, disponen de numerosas aplicaciones y configuraciones de apertura, disponibles en materiales tales como hierro y madera, pernos sofisticados de vidrio y demás componentes adicionales.

Bisagras para madera

Las bisagras para madera deben fabricarse en materiales que sean especialmente sólidos como para sostener el peso de la puerta en la que se incluyan. Y es que se han visto situaciones en las que estos elementos tienden a dañarse rápidamente cuando son de calidad deficiente.

Muchas bisagras disponibles en el mercado sirven para instalarse solo en puertas de madera, y por lo general están elaboradas en latón o acero enchapados en cromo u oro, dependiendo de los gustos de la audiencia.

Un ejemplo visible de una bisagra para madera es la bisagra de libro, pero también se tienen las bisagras para muebles de cocina y las cilíndricas empotradas.

Bisagras para metal

Buena parte de las bisagras que se utilizan para madera sirven igualmente para metal con motivo de la calidad de sus materiales. Sin embargo, hay fabricantes especializados en la fabricación de bisagras metálicas.

Entre las mejoras que incluyen los fabricantes a las bisagras metálicas se encuentra la resistencia contra robos, lo que las vuelve idóneas para las puertas de seguridad elaboradas en metal. Cuentan con una capacidad de carga duradera.

Es probable que lo mejor de estos elementos sea que sus marcas están certificadas por parte de estándares internacionales. Es del tipo de goznes que se incorporan en instalaciones domésticas y comerciales gracias a su solidez.

Bisagras para vidrio

A pesar de encontrar raras veces una puerta principal fabricada en vidrio, podremos verlas instaladas con seguridad en otros muebles, para lo que se necesita de la instalación de bisagras para vidrio.

Las bisagras para puertas de vidrio están dispuestas en forma de “U”, fabricadas en metal y junto con un pivote que funciona como mecanismo de giro. Al mismo tiempo la U dispone de tornillos de punta plásticos que sostienen el vidrio para evitar que se salga.

La instalación de estos elementos se hace primeramente realizando un orificio en la base del mobiliario en el que deseamos insertar el casquillo a presión, insertando el pivote de la bisagra de vidrio que funciona como mecanismo para el giro.

Tipos de bisagras según su forma

De libro

Consiste en un tipo de bisagra que es bastante accesible al momento de comprar e instalar, lo que permite verla frecuentemente en muebles, ventanas, puertas y otros elementos. Los modelos más comunes de estas bisagras son las cincadas, de latón y las rústicas.

El nombre de libro deriva del hecho que puede abrirse de la misma manera que un libro, y hay muchísimas formas de instalarlas en la puerta y en el marco de las mismas.

De piano

A pesar de que son parecidas a las bisagras de libro, tienen una longitud considerablemente mayor. Sus dimensiones hacen posible que las fijes con más tornillos, y por este motivo son más fuertes que las bisagras promedio, además que sean más resistentes al uso y al paso del tiempo.

Entre las ventajas de estos elementos se tiene que puedes cortarlas con tijeras de chapa para incorporarlas a las puertas de tu preferencia, y en situaciones excepcionales tendrás que utilizar sierras dependiendo del material de la bisagra de piano.

Desmontables

Son bisagras que se utilizan para desarmar la unión sin tener que quitar los tornillos. Cuentan con un pasador que al retirarse se desprende la bisagra, y según su nombre se puede montar y desmontar en función de lo que deseemos.

De Pernio

Es una opción que se utiliza especialmente en el momento de instalar puertas y ventanas. Las bisagras de pernio son elementos que llevan más trabajo a la hora de instalarlos, y para ello es necesario que un cerrajero las integre a tus puertas y ventanas.

De doble acción

Son pernios que se instalan en puertas que operan con el sistema de doble apertura. Las puertas de cocina de los restaurantes disponen de estas bisagras, pues abren la puerta en dos direcciones, permitiendo que también pueda cerrar por si sola.

Igual que otros tipos de puertas, se instalan muy fácilmente, considerando que se incorporen al cerco y al canto de la puerta.

De cazoleta

Es posible que te hayas fijado que las bisagras suelen instalarse en muebles de cocina. Son bisagras que suelen usarse frecuentemente en este tipo de muebles, pues son sumamente prácticas, además de que no pueden verse desde el exterior del gabinete

A pesar de que su ángulo de apertura es extenso, y luego de lograr cierto ángulo permiten que las puertas se cierren, no son bisagras fáciles de instalar.

Sin cazoleta

Son parecidas a las bisagras de cazoleta en cuanto a funcionamiento y especificaciones, pero cuentan con el beneficio de que se instalan de manera muy fácil, pues no necesitan que se les perfore con una fresa.

Si eres amante del bricolaje y de la instalación de puertas y ventanas, puedes asumir la tarea de instalar goznes sin cazoleta.

De vidrio

Como las describimos antes, estas bisagras tienen forma de U, las cuales tienen como finalidad sostener la forma sólida del vidrio. Claro que, las puertas que tengan instalado este tipo de bisagra van a abrir y cerrar sin que la hoja de la puerta caiga de su lugar.

¿Cómo instalar una bisagra?

Para las bisagras de vidrio y de superficie no hay que hacer demasiadas modificaciones en la puerta o mueble que se instalen estos elementos. Solo tienes que utilizar el taladro, medir las dimensiones entre una bisagra y la siguiente, y luego atornillarlas.

La instalación de bisagras de cazoleta y de pernio requiere de la presencia de un cerrajero profesional, sobre todo porque la labor amerita de alguien que sepa usar herramientas especializadas, las cuales no las tiene cualquier persona.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)