Tipos de escudos para cerraduras

Tipos de escudos para cerraduras

¿En tu domicilio siguen ocurriendo robos a pesar de que cuentas con una cerradura y un bombín de seguridad? Si es así, esto muy probablemente se debe a que no tienes instalado un escudo para cerraduras.

Pero ¿Qué es un escudo protector de cerraduras? Consiste en un dispositivo con forma de tapa, fabricado en metal que incluye una serie de mecanismos, que en conjunto entorpece la aplicación de los diferentes métodos de robo que existen en la actualidad.

Los escudos representan la principal barrera de defensa contra los malhechores, mientras que el segundo lugar lo vendrían a ocupar los bombines. Ambos elementos al tener la capacidad máxima de protección, son la perfecta combinación para lograr la mayor seguridad.

En el mercado existen una numerosa gama de modelos y marcas de escudos, pero lamentablemente la mayoría de los modelos cuenta con resguardo limitado a pesar de que muchas de las marcas prometen una protección máxima contra los robos.

Por ello te mostramos algunos de los tipos de escudos más comunes, de modo que elijas el que mejor se adapte a ti. ¿Te animas a conocerlos?

Escudos abiertos

Se trata de los dispositivos que dejan ver prácticamente el cuerpo del bombín. Sin embargo muchas personas aún instalan estos escudos creyendo que se encuentran protegidas de los robos, cuando la realidad es que estos mecanismos son obsoletos.

Los primeros escudos abiertos se diseñaron con la finalidad de resguardar a las cerraduras del uso de herramientas que promoviesen la ruptura de estos dispositivos. No obstante, estos escudos no ofrecen esta protección, lo que deja vulnerables a los propietarios a cualquier método de robo.

Este tipo de protección se evidencia igualmente en los escudos en los que el bombín sobresale, pero en realidad queda expuesto al ras del escudo. Esto hace que la cerradura sea más propensa a los robos.

Los escudos abiertos vivieron su mayor esplendor en las décadas de los ochenta y noventa, y al estar obsoletos en la actualidad, el nivel de seguridad que ofrecen es bastante deficiente. El tiempo promedio que tarda un ladrón en penetrarlos es de 30 segundos.

Algo que debes saber es que cuando el bombín sobresale al menos en 3 milímetros, se encuentra expuesto a ataques diversos que van desde el bumping, hasta la técnica de robo conocida como “cascanueces”.

Escudos cerrados

Una buena cantidad de cerraduras están equipadas con escudos cerrados, los cuales proporcionan una mayor seguridad que los escudos de tipo abierto, pues están preparados contra ataques de herramientas que vulneren los tornillos de fijación.

Los escudos abiertos en apariencia se ven más seguros en cuanto a estética. No obstante la protección que ofrecen no es un elemento definitivo. Lo que ocurre con estos escudos es que están asegurados contra mordazas, pero no contra otras herramientas.

Una ventaja que poseen estos escudos protectores es que por efecto del mecanismo cerrado que incluyen, se previene el ataque hacia algunas partes del bombín como es el caso del rotor y el cuerpo, lo que impide que se les taladre y se vacíe todo el interior de dicho bombín.

La desventaja de estos escudos es que se encuentran resguardados únicamente por una capa fina de 2 milímetros de espesor, lo que les convierte en dispositivos vulnerables contra herramientas como las fresas para metal, que se suelen conseguir en ferreterías.

Los escudos cerrados son elaborados por diversos fabricantes a nivel mundial. Algunas de estas marcas vienen con garantías de calidad de mayor o menor medida, pero sus diferencias son escasas. Estos dispositivos tienen seguridad similar en relación con los ataques violentos y tiempos de resistencia.

El tiempo de forzado de estos escudos al momento de manipularlos es de 2 minutos al menos, lo que le convierte en un producto de nivel de seguridad medio. Claro que, este tiempo se aumenta en función de incluir cerrojos lo suficientemente seguros.

Escudos magnéticos

Escudo de una cerradura

Son pocas las marcas que ponen a disposición del público escudos magnéticos, los cuales vienen con un mecanismo de cierre magnético, ofreciendo un mayor nivel de seguridad que los escudos de tipo abierto o cerrado.

Los escudos de seguridad magnéticos están habilitados para resistir el ataque de diversas herramientas, que suelen romper los tornillos de fijación. Esto se debe a que los tornillos de este escudo son elaborados en materiales especiales que soportan altas presiones.

La marca Disec es líder en la fabricación y distribución de escudos magnéticos, y sus modelos actuales pueden incluir hasta 8 tornillos de sujeción en el interior del mecanismo, lo que les ayuda a lograr una protección mucho mayor.

Estos escudos están elaborados en materiales que resisten los ataques con taladro, dejando oculto el bombín y frenando que ningún objeto se pueda introducir en el dispositivo. Estos escudos pueden prevenir los ataques efectuados por ganzúas y bumping.

El tiempo que les toma a los ladrones manipular estos escudos es de 12 minutos en promedio, por lo que constituye un dispositivo que ofrece mayor seguridad respecto a los escudos anteriores.

Escudos acorazados

Marcas como Disec encabezan la fabricación de escudos acorazados en el mercado de la cerrajería actual, contando con tecnologías como Kripton y Rok, proporcionando resistencia y seguridad mayores respecto a los escudos magnéticos.

Están fabricados para frenar los ataques de herramientas de todo tipo, evitando así la ruptura de los tornillos que sujetan el escudo, y resistiendo considerablemente debido a su elaboración en acero. Soportan hasta 2000 kg de presión, lo que hace que sean dispositivos eficaces.

Ciertos modelos de escudos acorazados vienen con la mayor cantidad de tornillos de sujeción posible, que es por lo general un grupo de 4 tornillos con los que lograrás tener un escudo con mayor nivel de seguridad.

Se tienen estimaciones del tiempo que se requiere para que este escudo pueda ser manipulado, y se acerca a los 20 minutos, lo que les convierte en productos resistentes y seguros con relación a los escudos mencionados con anterioridad.

Escudos acorazados con detección anticipada de robo

Los componentes de estos escudos no tienen diferencias tan marcadas respecto a los escudos acorazados simples, excepto por incluir un sistema que detecta de forma anticipada los intentos de robo.

Los escudos con detección anticipada vienen con una alarma cercana a los 100 decibeles (al menos el modelo que fabrica INN.Key Solutions tiene esas características), que es bastante ruidosa para los ladrones que buscan trabajar de la forma más silenciosa posible.

Tienen una resistencia a los ataques similar a la de los escudos acorazados, que es de 20 minutos aproximadamente, con la diferencia de que el ruido que produce al ser manipulado el escudo es lo suficientemente alto para que los vecinos noten la presencia de ladrones.

Se trata de escudos que cuentan con el máximo de seguridad y resistencia. A este escudo es posible integrarle un componente de comunicación GSM, que permite la llegada de una notificación vía SMS o llamada en el momento que la cerradura es atacada.

Esta modalidad de escudo acorazado es uno de los más recomendables para asegurar la protección de tu vivienda. Sin embargo, si tienes alguna duda de qué escudo incluir en tu cerradura, siempre puedes consultar con cerrajeros para que te saquen de dudas.