Todo sobre la domótica para viviendas

Todo sobre la domótica para viviendas

¿Qué se te viene a la mente cuando te comentan sobre domótica? Pueda que sea en sensores de iluminación, persianas automáticas que suben y bajan, puertas que se abren con cerraduras electrónicas y un sinfín de cosas más.

La domótica tiene como finalidad hacer que ciertos elementos de una casa funcionen de manera automática, a través de la instalación de tecnologías que contribuyan a la gestión de la protección doméstica, electricidad, además de la comodidad de los habitantes de una vivienda.

Esto en un primer momento se ve como un lujo que llega apenas a unas pocas personas. Pero la realidad es que la cantidad de personas que instalan sistemas de domótica en sus casas va en incremento, con motivo de sus precios bajos y su simple instalación.

Hoy en día resulta mucho más sencillo automatizar los hogares para convertirlos en sitios inteligentes, a raíz de la evolución de la tecnología y las redes Wifi. Estos dos elementos han reducido sus precios de forma considerable por el aumento en su oferta.

Objetivos de la domótica del hogar

La finalidad principal de la domótica es constituir hogares inteligentes, en los que se hagan ciertas tareas en función de las órdenes que les demos. Algunas de estas instrucciones son encender y apagar las luces, subir o bajar las persianas, aumentar la seguridad o bien, controlar la climatización.

Si deseamos que estas tareas se cumplan de la mejor forma, hay que instalar sistemas con las funciones dadas a continuación:

  • Controladores que gestionen lo que se debe hacer, de acuerdo a ciertos parámetros.
  • Sensores que controlen una variable, como suele suceder con la temperatura.
  • Dispositivos que modifiquen lo que deseemos gestionar.

Por medio de la domótica se quieren lograr cuatro objetivos básicos dentro del hogar, que se encuentran relacionados con:

  • Administrar la energía de forma eficaz, por efecto del ahorro energético que se implementa.
  • Incrementar el confort y la tranquilidad de los habitantes de una casa, a raíz de la automatización de las tareas cotidianas.
  • Aumentar la seguridad y protección dentro de la casa, por medio de la instalación de los diferentes dispositivos empleados para tal fin.
  • Ofrecer accesibilidad dentro del hogar, especialmente para aquellos habitantes que tengan requerimientos excepcionales, como sucede con las personas discapacitadas.

Muchos expertos concuerdan en la que la domótica juega un papel fundamental en la optimización de la seguridad y del bienestar de las personas, sobre todo cuando viven en casas inteligentes. Son espacios en los que debe privar la sustentabilidad y la eficiencia energética.

Tener confianza en los sistemas domóticos es algo que vale la pena, pues habremos hecho una buena inversión, sobre todo si la instalación es realizada por parte de especialistas. Estos profesionales deben saber cuáles son los requerimientos del hogar y sus eventualidades.

¿Qué controlas en casa con la domótica?

¿Qué controlas en casa con la domótica?

Con la domótica puedes gestionar dispositivos que tengan una función importante dentro de la casa, como sucede con el encendido y apagado de la iluminación. A través de estos sistemas se puede variar el grado de la iluminación.

El correcto funcionamiento de la iluminación de una vivienda, se encuentra relacionado con la luz solar que recibe, las características del espacio interno y los sensores de movimiento que se hayan incorporado.

En cuanto a la temperatura, la refrigeración y la calefacción, se administran por medio de componentes exteriores que gestionan la temperatura automáticamente, permitiendo el ahorro energético a lo largo de todo el año.

En cuestiones de seguridad, la domótica tiene como propósito gestionar dispositivos, como es el caso de los detectores de luz y movimiento, que se suelen situar en las inmediaciones de la vivienda, alarmas y sistemas de cámaras de vigilancia.

Una función adicional de los sistemas domóticos, es la relacionada con el control de los aparatos electrónicos y electrodomésticos, ya sea para regularlos, encenderlos o apagarlos. Todo esto hace posible que tengas una vida mucho más simple y confortable.

Tanto el agua como la luz son servicios que se pueden controlar automáticamente a través de la domótica. Estos sistemas permiten que el suministro de estos servicios mejore, además de que sean eficientes y económicos.

Elementos como las persianas, puertas, ventanas y toldos se pueden controlar a través de la domótica, con funciones que abarcan desde abrir y cerrar estos dispositivos, o subir y bajar toldos por medio de aplicaciones móviles de teléfonos y mandos a distancia.

Ventajas de vivir en un hogar inteligente

Los dispositivos que se pueden controlar a través de sistemas domóticos son numerosos, por efecto de la evolución de la tecnología. Se trata de una alternativa que proporciona múltiples beneficios, sobre todo si nos atrevemos a instalar elementos con tecnología de punta.

Entre los principales beneficios de vivir en un hogar inteligente se encuentra que vivimos más resguardados, lo que implica que casi todos los intentos de robo serán neutralizados gracias a la presencia de sensores y alarmas.

Controlar la iluminación ejerce cierto efecto persuasivo en los ladrones, pues estos pueden pensar que existen personas dentro del hogar, y por este motivo huyen de sus pretensiones.

De igual manera, se controla el gasto de los servicios con lo que se consigue vivir en una vivienda eficiente desde el momento en que encientes tus electrodomésticos. Estos sistemas alargan considerablemente la vida útil de tus aparatos, controlándolos a pesar de estar en casa.

Los servicios en España son costosos, y por medio de la domótica ahorras dinero con la administración inteligente del agua, luz, calefacción, gas, etc. Si se encuentra en tus posibilidades controlar el uso de tus aparatos electrónicos, hazlo en horas que las tarifas de consumo sean bajas.

Ideas finales sobre la domótica

Ideas finales sobre la domótica

Estos sistemas automatizados son fáciles de instalar, y en tanto transcurre el tiempo es más sencillo sacar provecho de sus ventajas. Con motivo del auge de tecnologías inalámbricas, no se tienen que hacer obras complementarias.

Puedes transformar tu hogar en una vivienda inteligente, dimensionándola para que sea un espacio más cómodo, seguro y eficiente energéticamente. En el futuro no tendrás pretextos para que los dueños de casas se sumen a esta propuesta, adaptable a los distintos requerimientos.

Adaptar tu vivienda para que funcione con sistemas domóticos representa tan solo una parte, pues la otra corresponde a seguir los pasos que avalen el buen funcionamiento de estas instalaciones. Es fundamental que quienes viven en casa se comprometan a usar responsablemente estos sistemas.

Ya para culminar, te recomendamos que te unas a esta nueva corriente, y saques provecho de los beneficios de los sistemas domóticos, una vez los instales en tu hogar. Tu vida se va a simplificar en buena parte, y muchos de tus problemas actuales van a desaparecer.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)